Debates

Salud de mujeres trans…necesidades al margen

¿Cuáles son las principales necesidades de salud de las mujeres trans?

Yelieen Burgues

Las transformaciones corporales pueden parecer no importantes para la salud y, ciertamente, hay otros servicios de salud que nosotras tenemos asegurados, como cualquier persona en este país. Pero las personas trans tenemos necesidades particulares.

Por ejemplo, las modificaciones faciales. Es difícil y costoso acceder al servicio de láser facial para remover todo el bello facial, las sombras del bigote, la barba, etc. Esos servicios una los encuentra en negocios particulares, siendo algo que es tan necesario para nosotras. Te pongo un ejemplo: soy doctora, me gradué de Medicina y necesito darme láser. ¿Te imaginas qué desagradable una doctora con sombra de bigote? Para nosotras la imagen corporal es vital, porque no es lo mismo ver a una chica trans con algunos bellos en la cara, que sin bellos. Y eso se resuelve con unos disparos de láser, con un equipo que tienen peluquerías o centros de belleza y que también los puede tener el Estado. Que podría ofrecer este servicio más barato, no al precio que nos cobran los particulares.

Malú Cano

Las mujeres trans tenemos necesidades diferentes a otros grupos poblacionales. Primeramente, la atención en cuidados hacia el cuerpo. Las transformaciones corporales implican el uso de hormonas y casi siempre estas hormonas las usan sin prescripción médica, se automedican, porque una amiga o amigo les sugiere cómo hacerlo. Esto trae consecuencias negativas para su cuerpo y su salud, aunque vean los resultados esperados.

El otro problema de salud es el VIH-sida, que afecta a muchas mujeres trans. Mediante la red Trans Cuba, tenemos registradas más de 4.000 personas trans en el país. La Oficina Nacional de Estadística e Información (ONEI), a partir de una encuesta nacional, ha registrado a muchas más personas trans y más del 75 por ciento de ellas vive con el VIH, lo que significa que tenemos que tener una mirada en este sentido.

Respecto al VIH, tenemos que profundizar en los motivos pro los cuales las personas no están tomando adecuadamente los tratamientos que hoy tenemos. También han variado los tipos de medicamentos que distribuye el Estado. Por ejemplo, llevamos nueve meses sin un medicamento que es fundamental: la Atripla. Se cambió de unos esquemas de medicamentos a otros, lo que tiene una repercusión en el sistema inmunológico y en que se hayan vuelto detectables las cargas virales en algunas personas que antes no vivían es situación.

Otra de las cuestiones de salud son el alcoholismo y las drogas. Aunque en Cuba no tenemos el problema que existe en otros países, aquí si se conocen algunas drogas sintéticas y compuestos químicos. Las personas trans consumen mucho alcohol y algunas consumen drogas sintéticas. Cuando se suma la vulnerabilidad social y que algunas se prostituyen como medio de subsistencia, da por resultado un sistema que perjudica totalmente la salud de las personas trans.

Elvia de Dios

Las necesidades de salud de la población trans, mujeres y hombres, se dividen en generales y específicas. Las generales son las que puede tener cualquier persona; o sea, la demanda por cualquier enfermedad aguda o crónica. Las necesidades específicas son las relacionadas con el acompañamiento durante el proceso de hacer pública la expresión de género congruente con su identidad de género y, de manera particular para las mujeres trans, los procesos de feminización hormonal, o sea, el consumo de hormonas femeninas y medicamentos como el androcur, que disminuye la testosterona-- principal hormona sexual masculina. La feminización a través de hormonas es la principal demanda de atención de las mujeres trans.

Otras de las peticiones en este campo es la feminización quirúrgica, que incluye la vaginoplastia, o sea la creación quirúrgica de una vagina; el implante de mamas, cirugías de feminización facial y otras (relleno de caderas y glúteos).

Existen otras formas de apoyo, como la depilación con cera, láser o electrólisis de la barba; la terapia y feminización de voz por especialistas en foniatría y el cambio de nombre y género en los documentos de identidad.

El cambio legal de identidad es una excelente opción, pues de permitirse sin la restricción de la adecuación genital precedente, disminuiría la demanda quirúrgica de vaginoplastia, que es una cirugía costosa y con posibles complicaciones para la salud.

Lo más difícil es el proceso de hacer pública la expresión de género congruente con su identidad de género, por las implicaciones sociales relacionadas con la discriminación debido a la transfobia, que abarcan a las familias, las escuelas y los centros de trabajo. Ello puede determinar, incluso, la deserción escolar y la pérdida del puesto de trabajo.

En las escuelas y centros laborales generalmente son obligadas a vestirse acorde al sexo asignado al nacer y se les llama por el nombre del registro de identidad. Estas situaciones constituyen formas de violencia hacia las mujeres trans, pues ellas tienen el derecho de ser llamadas por su nombre social y expresar libremente su identidad, mediante su vestimenta femenina, acomodo del cabello, gestos u otras formas.

Información adicional