Debates

Escuelas sin homofobia: vivencias y aprendizajes

¿Qué acciones recomendarías?

Yuris Henriquez Delgado

Que se implementen resoluciones que protejan a chicos con orientaciones sexuales no heterosexuales e identidades trans.

Que las asignaturas no tengan un enfoque heterosexual como lo correcto.

Sancionar comportamientos homo-lesbo-transfobicos en las instituciones escolares.

Elizabeth Tabío Hernández

Creo que lo primero es sensibilizar a los maestros. Ellos influyen mucho en la formación y en las actitudes de los alumnos. Hay maestros que, si ven a un niño “flojito”, enseguida le llaman la atención. Lo primero que hay que hacer es llegar a los maestros. Si los maestros siguen con esa manera de pensar, aunque sensibilicemos a los alumnos no vamos a lograr nada. También sería útil incluir estos temas en todo lo que tenga que ver con la sociedad: en las leyes, en la educación…incluirlo no de una manera particular, sino integrada.

Rafael Alejandro Suri González

Esta es la pregunta del millón….en verdad es bien complicado, pero creo que trabajar con los medios es primordial, además de la familia y la escuela. Creo que es una triada a la que debemos prestarle mucha atención, porque el lenguaje sexista se emplea aun hoy con muchísima frecuencia y normalidad. Porque se reproducen estereotipos que no son saludables y que, lejos de apostar por la equidad social, rompen con este ideal. Muchos jóvenes siguen más las novelas, las series, los cantantes de moda y prestan más atención a ellos que a sus padres o a sus profesores. Muchos copian sus gestos, sus frases, sus modas, haciéndolas suyas, y esto es algo que debía aprovecharse.

Por otro lado, aunque las Jornadas se extienden por el país, aún mantienen enfoque salubrista en muchos lugares, fundamentalmente al este de la capital. La Jornada no puede ser solamente unos días de mayo, la Jornadas deben ser un proceso permanente, una campaña, una constante en la sociedad para mover el pensamiento en torno a los temas que buscan desnaturalizar la homo-lesbo-transfobia. Con un mes al año, cuando se intenciona el grueso de las acciones, no es suficiente. Como tampoco la realización de paneles, conversatorios, actividades recreativas y culturales en espacios cerrados, puertas adentro. Recuerdo esas primeras Jornadas, donde todos podíamos participar de un panel en pleno Pabellón Cuba acomodándonos como podíamos o como queríamos…

¿Por qué no realizar una Gala Cubana Contra La Homo-lesbo-transfobia en la Tribuna Antimperialista? Pensemos en ello como una manera de que nuestros mensajes fluyan y lleguen a la mayor cantidad de personas y dejen a un lado el elitismo y la comodidad de los teatros, las salas de conciertos y los salones de conferencias.

Estas son solo ideas que me vienen a la mente y que podrían o no ser viables, pero creo que sí serían efectivas.

Información adicional